El teletrabajo es una práctica dentro de la relación laboral, que es definida de modo certero por la Sentencia de Tribunal Superior de Justicia de Madrid, de fecha 30 de septiembre de 1999, que considera que el teletrabajo constituye una relación laboral «propiciada por las nuevas tecnologías que mejoran la calidad de vida de nuestra sociedad y permiten nuevas formas de relacionarse que deben ser reguladas legalmente y amparadas por la legislación vigente, que no puede quedar burlada». Debiendo, según el TSJ, «asimilar a la presencia física la «presencia virtual”

Y es en este contexto del  teletrabajo, aunque no de modo exclusivo, donde surge el conocido Bring Your Own Device (BYOD) se define como la práctica en la cual las empresas permiten a los trabajadores utilizar sus dispositivos portátiles personales para llevar a cabo tareas del trabajo, pudiendo conectarse a la red y recursos corporativos.

Y en ámbos escenarios, aunque también en el trabajo presencial, surge la necesidad de establecer mecanismos de protección al trabajador, mediante la implantación de protocolos de desconexión digital
Derecho a no recibir comunicaciones e interferencias fuera del tiempo de trabajo
a través de medios tecnológicos –llamadas, emails, mensajes,WhatsApp, etc.-
El art. 88.3 LOPDyGDD
• El empresario tiene la obligación de establecer protocolos
• Obligación de elaborar políticas internas dirigidas a los trabajadores y directivos
• Obligación de realizar acciones de formación y de sensibilización